Y el Valencia cayó…

El Valencia se despidió de su andadura en Champions por la puerta de atrás. Si bien no se le podía pedir a los valencianistas que se llevaran una victoria de un estadio tan difícil como Stamford Bridge, sí que se les exigía que lo intentaran. Los de Koeman sólo tuvieron una oportunidad clara en todo el partido y sólo un inspiradísimo Cañizares y varios tiros al palo impidieron que los españoles se fueran goleados de Stamford Bridge.

chelseavalencia.jpg

Pese a lo que se estaban jugando, los españoles saltaron al terreno de juego con poca intensidad y eso les pudo costar un disgusto desde el principio. Los ingleses entraban con suma comodidad por las bandas y luego buscaban el pase al centro, donde un gran Shevchenko estaba ahí para engancharlas todas. También merecen especial mención Lampard, Pizarro, Kaluy y Wright-Phillips; y es que el Chelsea demostró que está sobradísimo de opciones ofensivas.

En defensa los ingleses se mostraron intratables. Si ya de por sí la defensa londinense es muy buena, la escasez de recursos ofensivos del Valencia la hicieron parecer mejor. Para hacerse una idea, el Valencia sólo dispuso de un disparo entre los tres palos en la primera parte.

Tras la reanudación parecía que los de Koeman iban a estar más tranquilos. Shevchenko se retiró por unas molestias y entró en su lugar Makelele. Por si la presencia del francés no fuera suficiente para disuadir cualquier intento ché de venirse arriba, a los cinco minutos se rompió Villa y tuvo que pedir el cambio. Con Arizmendi en el campo, poco peligro crearon los españoles.

A partir de ahí poco se puede decir del Valencia. El resto del partido fue un acoso constante de los ingleses sobre la portería de Cañizares. Sin embargo, esta noche el de Puertollano estaba inspirado y meterle un gol se convirtió en algo imposible. Seguro que Kalou sueña con su pelo oxigenado durante unos días porque cuando no fue ‘Cañete’, fue el poste el encargado de frustrar sus ocasiones.

Lo único positivo que se puede decir del Valencia es que se fue invicto de un estadio tan difícil como Stamford Bridge. El punto de poco sirve ya que el Schalke 04 solventó sin problemas su partido frente al Rosenborg (3-1) y ahora los chés sólo compiten en Liga y Copa del Rey. Ya pueden ‘ponerse las pilas’ rápido ya que el sábado les espera otro rival de altura, el Barcelona. Habrá que ver si Koeman es capaz de arreglar esto…

Artículos Relacionados


Fatal error: Call to undefined function yarpp_sql() in /home/champion/public_html/wp-content/themes/convergesnce/single.php on line 56